3 consejos para la construcción de una piscina

colocación de baldosa aislante en fase de replanteo
Nuevos materiales: baldosas aislantes
16 septiembre, 2015
Garaje cubierto con chapa.
La mejor forma de cubrir un garaje con chapa
8 noviembre, 2016
Mostrar todo

3 consejos para la construcción de una piscina

Construcción de piscina.

La construcción de una piscina es algo más complejo de lo que parece, a simple vista solo es un vaso con cuatro paredes que se debe aislar bien para evitar que el agua se fugue, pero hay mucho más que eso.

La realidad es que en la actualidad son muchas las opciones que nos permite la construcción de una piscina, y muchos los factores que debemos de tener en cuenta para poder construir una piscina que se adapte a la funcionalidad que queremos  y que no acabe por desesperarnos por culpa de errores que surgen por culpa de una mala planificación a la hora de construir la piscina.

1. El terreno donde hacer el vaso de la piscina

El primer problema que deberemos de afrontar al construir una piscina será su localización ¿Por qué es tan importante esto? Pues sencillamente porque es primer paso, el más irreversible y el que puede provocar más dolores de cabeza en un futuro.

Hay que estudiar a fondo la viabilidad de la piscina en el terreno deseado, tener en cuenta la inclinación y el estado del terreno, los posibles movimientos de tierras que puedan causar grietas en la piscina, etc..

También hay que tener en cuenta cuestiones de eficacia y eficiencia en el futuro, como por ejemplo evitar construir la piscina con vegetación abundante o alta alrededor (problemas de suciedad, insectos, climatización del agua, etc..).

Lo mejor es partir desde una piscina rectangular básica e ir modificando el diseño si la funcionalidad que se le va a dar así lo requiere. Las piscinas con mucha profundidad son una moda del pasado, ahora la altura suele rondar los 150 cm, lo cual ofrece seguridad y eficiencia energética.

2. Recirculación del agua y filtración

Este es un aspecto muy importante para poder tener una piscina limpia y completamente funcional. Debemos diseñar la estructura de la piscina teniendo en cuenta las tuberías, conductos o limpiafondos del circuito de recirculación para que el filtro pueda recibir bien el agua y esta pueda ser bombeada de forma limpia y clara.

Si desde el primer momento tenemos claro como vamos a llevar a cabo la desinfección y filtración de la piscina, mucho mejor.

Existen dos sistemas de recirculación del agua de la piscina muy populares en la actualidad. Hacer una piscina con desborde o utilizar los clásicos skimmers.

Si queremos sofisticación, estética y una cara más brillante de la capa más superficial de la piscina, utilizaremos el desborde, el cual podemos acompañar de un salto de agua o darle un aspecto de piscina infinita (infinity pool).

El hecho de recoger el agua siempre de la cara más superficial del agua permite que esta se renueve y pueda ser constantemente reemplazada por agua en teoría más limpia y clara.

Si queremos una funcionalidad básica y con un bajo coste, utilizar los clásicos skimmers será suficiente, recogiendo el agua de diferentes puntos a diferentes alturas para conseguir una recirculación lo más equitativa posible.

3. Materiales de revestimiento

Una vez tenemos nuestra estructura de piscina construida y ya hemos hecho nuestro circuito de recirculación y depuración del agua, el siguiente factor que debemos tener en cuenta es el del revestimiento.

Optar por un revestimiento u otro, tendrá influencia tanto en la estética, como en la duración o en la estanqueidad del vaso entre otros.

En la piscina privada en los últimos años ha sido el gresite el que ha ganado la partida, tanto por la estética que se demandaba en la piscina como por la dureza y duración del material.

Anteriormente a esto eran la pinturas especiales para piscina las que eran más utilizadas, pero el problema de estas radica en el mantenimiento que hay que hacer de la piscina cada 3 años aproximadamente para volver a pintar y arreglar posibles grietas en la estructura.

En la actualidad se está imponiendo un nuevo tipo de revestimiento llamado liner, que se trata de unas placas de polipropileno que se adaptan al vaso de la piscina garantizando la estanqueidad del vaso. No solo está utilizando este material en la construcción de nuevas piscinas, sino que también se está empleando para la reparación de piscinas por grietas y fugas de agua.

En conclusión, a la hora de construir una piscina deberemos de tener en cuenta cada uno de los factores y de los accesorios que queramos utilizar, puesto que más tarde puede ser difícil corregir errores de construcción.

Un buen arquitecto con experiencia en el sector de la piscina puede ser la solución. Desde Arromel Piscinas recomendamos una buena planificación en la construcción de la piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *